Plasma a presión atmosférica

Los sistemas de plasma a presión atmosférica pueden activar superficies con el beneficio adicional de realizar una limpieza con plasma extremadamente meticulosa al eliminar partículas o impurezas sueltas sobre las superficies.

Muchos de los tratamientos con plasma de Thierry se realizan con sistemas de plasma a baja presión. En ellos, la presión dentro de una cámara se disminuye mediante la creación de un vacío parcial, después de lo cual se introduce un gas que es ionizado para convertirlo en plasma. En los sistemas de plasma a presión atmosférica no hay cámara ni vacío. Estos convierten en plasma el aire que los rodea mediante la aplicación de un voltaje elevado y luego lo expulsan a través de una boquilla en forma de un haz de plasma. Los sistemas de plasma a presión atmosférica pueden activar superficies con el beneficio adicional de realizar una limpieza con plasma extremadamente meticulosa al eliminar partículas o impurezas sueltas sobre las superficies. Con plasma a presión atmosférica es posible tratar muchos tipos diferentes de superficies y materiales, como plásticos, metales, vidrios, cerámicas y materiales híbridos. 

Aplicaciones del plasma a presión atmosférica

Gracias a que no requieren cámaras, las máquinas de plasma a presión atmosférica son mucho más fáciles de incorporar a líneas de manufactura industrial automatizadas. Esta es una capacidad crucial, ya que la tecnología de plasma es cada vez más usada en muchas industrias. Desafortunadamente, estos tratamientos con plasma a presión atmosférica se limitan a superficies bidimensionales, mientras que los sistemas de plasma a baja presión son capaces de tratar objetos tridimensionales de casi cualquier forma. El plasma a presión atmosférica también se puede usar a pequeña escala. Hay unos dispositivos llamados plumas de plasma que son sistemas de plasma a presión atmosférica portátiles, los cuales son capaces de realizar limpieza y activación de superficies con gran detalle.