Haz de plasma

La generación de plasma fuera de una cámara mediante tecnología de plasma atmosférico permite crear un haz de plasma.

La generación de plasma fuera de una cámara mediante tecnología de plasma atmosférico permite crear un haz de plasma. En lugar de crear un vacío dentro de la cámara para disminuir la presión, el plasma se genera excitando moléculas de aire con un voltaje elevado. La expulsión del plasma así generado con aire comprimido a través de una boquilla crea un haz de plasma. Los haces de plasma se emplean para limpiar y activar superficies minuciosamente. Los haces de plasma también proporcionan un efecto adicional de limpieza al ser capaces de eliminar partículas libres de las superficies. 

Aplicaciones del haz de plasma

Los haces de plasma representan una manera eficiente de limpiar y activar superficies. Sin embargo, el uso de haces de plasma se limita a superficies bidimensionales, mientras que los sistemas de plasma a baja presión pueden modificar tanto objetos bidimensionales como tridimensionales. Una ventaja del uso de haces de plasma es su capacidad de realizar limpieza y activación en operaciones continuas en línea. El empleo de haces de plasma  es una etapa importante en muchos procesos industriales y permite mejorar las propiedades de adhesión de materiales como el teflón y el PVC. Estos haces también se utilizan para eliminar capas de óxido formadas sobre superficies metálicas antes de procesos de soldadura. Esto mejora la fuerza de la soldadura y aumenta la resistencia a la corrosión.