Tratamiento de corona

El tratamiento de corona es un tratamiento de superficies con plasma al que comúnmente se conoce como plasma de aire.

El tratamiento de corona es un tratamiento de superficies con plasma al que comúnmente se conoce como plasma de aire. Este es un proceso a baja temperatura capaz de modificar superficies e incrementar su energía de superficie. El tratamiento de corona se lleva a cabo aplicando un voltaje elevado a puntas de electrodos de diámetro pequeño. Esto hace que se genere una descarga de corona, la cual es una cortina de plasma visible que tiene la capacidad de ionizar parcialmente el aire que la rodea. En un tratamiento de corona, la superficie que se somete a tratamiento pasa debajo de la descarga de corona, la cual altera las propiedades superficiales y aumenta la energía de superficie al bombardearla con iones. El tratamiento de corona se emplea generalmente para mejorar las propiedades de adhesión de muchos materiales como plásticos, nailon, vinil y papel. 

Las diferencias entre el tratamiento de corona y el plasma atmosférico

El tratamiento de corona y el tratamiento con plasma atmosférico  son procesos muy parecidos. Ambos emplean electrodos de alto voltaje con el fin de ionizar moléculas de gas que se usan para modificar superficies. Sin embargo, el plasma que se crea en el tratamiento de corona tiene una densidad menor que el plasma atmosférico. Esto significa que la cantidad de moléculas ionizadas es menor, por lo que el tratamiento de corona es un método de modificación de superficies menos efectivo. Tanto los tratamientos de corona como los tratamientos con plasma atmosférico son maneras eficientes de tratar superficies en una línea industrial.