Aplicaciones de los plasmas

La tecnología de plasma tiene muchas aplicaciones útiles. Las aplicaciones de los plasmas se extienden a una gran cantidad de industrias, como la automotriz, electrónica, médica, textil, de aparatos electrodomésticos y de materiales.

La tecnología de plasma tiene muchas aplicaciones útiles. Las aplicaciones de los plasmas se extienden a una gran cantidad de industrias, como la automotriz, electrónica, médica, textil, de aparatos electrodomésticos y de materiales. Debido a que la tecnología de plasma es un campo emergente relativamente nuevo, todavía se están descubriendo e investigando nuevas aplicaciones de los plasmas. Las aplicaciones de los plasmas más útiles giran en torno a la ciencia de modificación de superficies. Estas aplicaciones de los plasmas se pueden agrupar en cuatro principales tratamientos de superficies con plasma: limpieza con plasma, activación de superficies, grabado con plasma y recubrimiento con plasma. 

Aplicaciones de los plasmas en modificación de superficies

Las cuatro principales aplicaciones de los plasmas son procesos que pueden llevar a cabo los sistemas de plasma de Thierry. La limpieza con plasma es una aplicación de los plasma cuyo nombre prácticamente se explica solo. Esta aplicación permite limpiar superficies meticulosamente y eliminar de ellas prácticamente cualquier contaminante orgánico  a un grado que los limpiadores químicos no pueden lograr. La activación de superficies es una  aplicación de los plasma que a menudo va de la mano con la limpieza con plasma. Esto sucede cuando los iones de plasma bombardean la superficie, con lo cual aumentan su energía de superficie y  con ello también su potencial de adhesión. El grabado con plasma consiste en eliminar material de una superficie para darle una textura más rugosa, aunque también se emplea comúnmente para crear diseños específicos sobre superficies. La última de las principales aplicaciones de los plasmas es el recubrimiento con plasma. El recubrimiento con plasma se emplea para depositar capas extremadamente finas  de diversas sustancias sobre superficies para reforzarlas o protegerlas, o para conferirles características específicas.